Inicio | Noticias | Un tema menor
Un tema menor
Noticia, 

Un tema menor

Mediación

Que un corredor de seguros disfrute de un viaje de incentivos pagado por una aseguradora es, además de poco ético y estético, ilegal. La Ley 26/2006,de 17 de julio, de seguros y reaseguros privados impide -en la relación entre aseguradora y corredor- subvenciones, rappels, incentivos, bonus, extracomisiones, participaciones en beneficio y retribuciones en especie. Los viajes de incentivos son retribuciones en especie.

José Luis CendreroAlgunas aseguradoras disimulan y el viaje de incentivos se convierte, por obra y gracia de la hipocresía, en un viaje formativo. Un viaje formativo de 7 días a miles de kilómetros, con acompañante y con dos horas de reunión  en una sala de hotel para cubrir el expediente.

Cabría esperar que las organizaciones e instituciones de la Mediación pusieran cordura. Es complicado cuando en algunas de estas expediciones sus representantes viajan invitados en razón  de su cargo. Y veo difícil arreglo.

Porque la DGSFP, que debe vivir en una realidad paralela, no hace nada por impedirlo y van ya más de 12 años; es algo ya instaurado. Tanto es así que algún corredor que no alcanza «el premio» ha sido capaz de llamar a la compañía de turno dispuesto a pagar todos los gastos con tal de no perderse el tradicional viaje. Y porque a los responsables de Cumplimiento Normativo de las aseguradoras esto les parece un tema menor, en comparación con todo lo que tienen encima.

Pero no es, ni mucho menos, un tema menor, porque lo que antes no se podía hacer con los corredores ya no se puede hacer, en general, con los distribuidores según la Directiva de Distribución  de Seguros (Art.17.3): «Los  Estados  miembros  garantizarán  que  los  distribuidores  de  seguros  no  sean  remunerados  ni  evalúen  el  rendimiento de  sus  empleados  de  un  modo  que  entre  en  conflicto  con  su  obligación  de  actuar  en  el  mejor  interés  de  sus  clientes.  En particular,  un  distribuidor  de  seguros  no  establecerá  ningún  sistema  de  remuneración,  de  objetivos  de  ventas  o  de  otra índole  que  pueda  constituir  un  incentivo  para  que  este  o  sus  empleados  recomienden  un  determinado  producto  de  seguro  a un  cliente  si  el  distribuidor  de  seguros  puede  ofrecer  un  producto  diferente  que  se  ajuste  mejor  a  las  necesidades  del  cliente».

Adiós, viajes de incentivos  para agentes. ¿Hola, viajes formativos para agentes?

¿Cuánto tiempo más vamos a seguir convirtiendo leyes en papel mojado con la connivencia de todo el mercado?

¿Te resulta interesante? Compártela: