almudena dominguez
Noticia, 

Santalucía trabaja tres perspectivas en su Plan de Diversidad: generacional, género y funcional

BDSEmpresasREDEWI

Coincidiendo con el Mes Europeo de la Diversidad, Santalucía su nuevo Plan de Diversidad, con el objetivo de crear un lugar de trabajo en el que todas las personas se sientan incluidas y puedan alcanzar su máximo potencial, sin ponerle barreras al talento, afirman.

“Estamos comprometidos con el pleno desarrollo de nuestra plantilla. Como compañía, es nuestra responsabilidad poder aportar valor a la sociedad y conseguir un entorno de trabajo seguro y justo para todas las personas que la integran. Además, al fomentar la diversidad, nuestra organización se beneficia del talento y las habilidades de sus empleados y empleadas, contribuyendo a mejorar la innovación, la toma de decisiones y el rendimiento general de la empresa”, indica Almudena Domínguez, Gerente de Cultura, Liderazgo y Diversidad del Grupo.

Para llevar a cabo el Plan, que se trabaja desde una triple perspectiva (generacional, de género y funcional), la compañía cuenta con una ambiciosa estrategia que incluye la sensibilización de todos los equipos de trabajo, la participación en foros internos y externos, la capacitación y formación interna, así como el lanzamiento de iniciativas que refuercen los objetivos del Plan, tanto a corto como a medio plazo.

Trabajo en tres focos

A nivel de diversidad generacional, al ser una empresa plurigeneracional, en la que conviven cuatro generaciones, el reto que afronta la compañía es reconocer y potenciar la aportación de valor de todos nuestro empleados y empleadas, sin que la edad suponga ningún freno.

En relación con la perspectiva de género, el planteamiento de la compañía es continuar impulsando, con la puesta en marcha de nuevas acciones, el acceso del talento femenino a posiciones directivas, para poder alcanzar así el objetivo de implantar una igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres. “La igualdad de género crea un ambiente laboral más saludable y satisfactorio, y fomentar un espacio donde cada voz sea valorada, promueve el compromiso y la atracción de nuevo talento, lo que a su vez se alinea con los valores de diversidad e inclusión”, destaca Almudena.

Desde la perspectiva funcional, el objetivo es asegurar la eliminación de barreras para poder ofrecer la mejor versión del talento individual.

¿Te resulta interesante? Compártela: