Inicio | Noticias | Rápidos, trasparentes y ajustables las tres gracias de los seguros climáticos paramétricos
Rápidos, trasparentes y ajustables las tres gracias de los seguros climáticos paramétricos
Noticia, 
Evento AXA XL

Rápidos, trasparentes y ajustables las tres gracias de los seguros climáticos paramétricos

Empresas

La innovación en seguros tradicionales para cubrir los riesgos del cambio climático tiene nombre: seguros climáticos paramétricos. Este es el futuro por el que ya ha comenzado a andar el mercado y desde AXA XL lo demostraron ayer durante el evento Fast Fast Foward LIVE.

Se trata de una herramienta "relevante para las empresas privadas, las administraciones públicas y las asociaciones público-privadas", remarcaron los participantes en este evento, cuyo fin es mitigar el impacto financiero de las anomalías climáticas como es el calor, la lluvia, el frío o la sequía.

Según reveló Antoine Denoix, CEO de AXA Climate, tres son los dones de estos seguros: Rápidos, trasparentes y ajustables. Así, detalló que los pagos de las reclamaciones tardan demasiado tiempo, los seguros paramétricos son rápidos y automáticos en el pago cada vez que se alcanza el desencadenante. Además, subrayó, si se siente que el pago está siendo influenciado por los aseguradores, los seguros parámetros son trasparentes, incluyen el objetivo, la independencia y la medición.

Y, por último, "ajustables, los seguros tradicionales no sirven para cubrir algunos de mis riesgos e incluso, algunos aseguradores no aceptan cubrir algunas de mis pérdidas financieras cuando no hay daño físico", ejemplificó el directivo. Sin embargo, con los seguros paramétricos se pueden hacer una cobertura específica, remarcó.

Falta protección frente a los riesgos climáticos

“Existen vacíos de protección contra los riesgos climáticos en el mercado de seguros tradicional. El 90% de las pérdidas económicas debido a desastres naturales en los países en desarrollo no están cubiertos por el seguro. En 2018, tuvimos una brecha de seguro global de 162.500 millones de dólares, dejando a las empresas y los gobiernos sin seguro para reconstruirse y recuperarse de desastres naturales”, detalló ayer Denoix. "En AXA Climate nuestra misión es llenar esos vacíos de seguros y brindar protección inmediata a las comunidades contra los riesgos climáticos con soluciones paramétricas", añadió el directivo.

“Una solución paramétrica permite el pago automático y predefinido cuando un índice meteorológico relevante y objetivo, como la precipitación, la temperatura o la velocidad del viento, alcanza un límite predefinido. Por ejemplo, cuando las temperaturas de congelación dañan sus cultivos, cuando no se puede mover mercancías porque el nivel del agua es demasiado bajo, incluso cuando el viento es demasiado fuerte para que la gente cruce su puente, nosotros te tengo cubierto", concluyó.""

 

"Desnudarse" y analizar juntos los riesgos

En el evento se celebró un panel de expertos en la que participaron Daniel San Millán, Corporate Risk Manager de Ferrovial y presidente de IGREA (Iniciativa Gerentes de Riesgo Españoles Asociados), Marta Olazabal, investigadora de BC3 (Basque Centre for Climate Change), Alfonso García Larríu, CEO de MARCH RISK SOLUTIONS y Marc Paasch, Global Head of Alternative Risk Transfer Solutions de WILLIS TOWERS WATSON.

El debate se centró en las distintas aplicaciones de estos seguros, sus virtudes e incluso sus posibles desventajas, así como una serie de ejemplos prácticos de soluciones paramétricas aplicadas a varias industrias como Energía, Construcción, Alimentación y Distribución. El sentir de la mesa fue que, aunque parece que “dan algo de miedo” porque se habla de física cuántica” este seguro dejará de ser innovador para incorporarse al seguro tradicional en menos de lo que esperamos.

"Cuando estudias la aplicación de estos seguros observas que es muy sencilla, en el concepto, en el manejo y cómo se evalúa ya que está contemplada en sus mapas de riesgos climáticos", explicó Alfonso García Larríu: "Podemos tener conversaciones más ricas con nuestros clientes, es un reto ‘desnudarse’ frente a un cliente o consultor y analizar juntos el modelo de negocio, identificar los parámetros, medir la sensibilidad que tiene un determinado cliente con un factor climático, poder medir la calidad del riesgo".

San Millán aplaudió estos nuevos seguros que se ajustan realmente a los riesgos que se necesitan cubrir y son más útiles, ya que dado la situaciones en construcción viendo la volatilidad que existe se tienden a incluir unos márgenes y contingencias que no controlas y que son cada vez más grandes", afirmó. "El seguro paramétrico es, conceptualmente, una financiación de riesgos complementario a la transferencia tradicional CAT-NAT. Creo que es un seguro estratégico que va a cobrar gran importancia en un futuro más próximo del que creemos, debido al cambio climático y sus poco predecibles consecuencias a corto plazo”.

“La característica tan peculiar de este tipo de seguros -agregó- en los que la cobertura del siniestro está totalmente parametrizada sin dejar lugar a la incertidumbre es una garantía de éxito del producto a medio plazo cuando se puedan torres con capacidad suficiente para dar respuesta a multinacionales expuestas a las consecuencias del cambio climático a nivel global".

Coincidiendo con el directivo, Marc Paasch detalló algunos ejemplos reales que desde su experiencia están funcionando, sin dejar de ser crítico frente a los posibles desafíos como podría ser la capacidad, sobre todo en algunos países concretos. "los seguros paramétricos son un gran mercado que apenas han empezado su andadura. No debemos olvidar la importancia del Dato y del precio", remarcó.

Urge dejar de teorizar y actuar frente al cambio climático

Los asistentes coincidieron en que esta nueva forma de medir la sensibilidad en los riesgos climáticos se está haciendo fundamental en las empresas, no obstante, aún queda camino por recorrer, así lo afirmó Marta Olazabal que puso el acento en la necesidad urgente de adaptar la infraestructura de nuestras ciudades al cambio climáticos. “El cambio climático es uno de los grandes retos, si no el más importante, al que se enfrenta la humanidad actualmente. No solo en sí mismo sino también porque exacerbará cualquier problema de tipo social, ambiental o económico ya existente. Pobreza, calidad ambiental, salud, conflictos sociales, escasez de recursos… Es absolutamente necesario incluir el criterio climático en nuestras decisiones estratégicas personales y empresariales, de ciudad y de comunidad. Es importante entender que, si bien existe una incertidumbre respecto a cuándo y cómo se darán los eventos extremos, la realidad es que irán aumentando en magnitud y frecuencia", afirma.

Olazabal reconoce que no va a ser fácil ya que "no existe la fórmula perfecta de éxito, pero solo aprenderemos a generar soluciones óptimas con la práctica. A la vista de los últimos eventos (olas de calor, granizadas, sequías, incendios…) sería conveniente dejar ya de teorizar y empezar a actuar”.

Durante la clausura, José Ramón Morales, country Leader Iberia AXA XL, trasladó su visión sobre las nuevas necesidades de los clientes, “nuestros clientes necesitan herramientas para proteger a sus personas y su actividad económica ante el riesgo climático. AXA Climate y AXA XL trabajan de manera muy estrecha para ayudarles a medir su sensibilidad al clima, evaluar su resiliencia y juntos crear el seguro paramétrico adecuado para sus necesidades”.