Del mismo modo queda cubierta cualquier persona que preste sus servicios en el Servicio con la autorización de la autoridad competente, y se incluye dentro del seguro a los herederos y familiares de los asegurados respecto a las responsabilidades profesionales de estos que les pudieran ser exigidas en el caso de fallecimiento de los asegurados.

Por último, quedan aseguradas las empresas públicas, fundaciones, consorcios y entidades legalmente establecidas siempre y cuando declaren expresamente a la compañía de seguros su voluntad de adherirse en las condiciones del presente contrato y con la autorización del Servicio Madrileño de Salud. Además, quedan cubiertos centros y servicios concertados, respecto a las reclamaciones por responsabilidad patrimonial cuando las personas asistidas en ellos lo sean como beneficiarios del sistema público de salud.

El contrato tiene por objeto el aseguramiento de las consecuencias económicas derivadas de la responsabilidad profesional, de explotación y patronal o por accidente de trabajo que pudiera corresponder directa o solidariamente al asegurado por daños corporales o materiales y perjuicios causados por acción u omisión a terceros en el ejercicio de sus actividades. En este sentido, tendrán la consideración de indemnizables todos los daños corporales, materiales, morales y económicos derivados de toda actuación de la que resulte legalmente responsable el asegurado.

CASI 200 INDEMNIZACIONES EN 2011

Durante el pasado año, hubo 193 indemnizaciones por sentencia o acuerdo, lo que supone un 0,00037% con respecto a los más de 50 millones de actos médicos que cada año se realizan en los centros sanitarios de la Comunidad de Madrid.