El nuevo producto ofrece coberturas tanto de daños propios como a terceros a cualquier tipo de empresa, ya sea comercio, canal HORECA (Hostelería, Restauración, Catering), servicios de salud, consultoras, entidades públicas, centros educativos o universidades.

Además, está diseñado para cubrir los riesgos ‘on line’ y ‘off line’. Los primeros implican, en general, la alteración, daño, destrucción o pérdida de información y datos debido a accesos no autorizados, introducción de códigos malignos o ataques al sistema informático de la empresa, mientras que los ‘off line’ incluyen, en general, archivos robados, portátiles o USB perdidos, incluso empleados accediendo a información confidencial, además de incumplimiento de cualquier legislación aplicable en materia de protección de datos.