“Hemos tenido un claro avance en la ejecución de nuestra estrategia. Si bien aún es temprano en nuestro plan a tres años, vamos por buen camino para cumplir las metas de 2014-2016”, afirma el CEO del grupo, Martin Senn.

“Hemos hecho un buen progreso en cada uno de nuestros tres pilares estratégicos. Gran parte de las bases para futuras inversiones en mercados prioritarios, como la introducción de una mejor segmentación de clientes, se han completado. También hemos avanzado en los negocios para gestionar el valor, incluyendo la venta del negocio minorista de Rusia y la salida del comparador con marca ZURICH en Reino Unido”, detalla.

El grupo apunta, además, que ha completado en gran medida la racionalización de la estructura organizativa, que afecta a alrededor de 670 posiciones a nivel mundial. El proceso está diseñado para reducir la complejidad y el coste, al tiempo que mejora la agilidad.

MENOR SINIESTRALIDAD EN NO VIDA

La mejora del resultado semestral del grupo se ha sustentado en gran medida en la positiva evolución del negocio de Seguros Generales, que aporta un beneficio operativo de 1.652 millones, un 21% más, gracias a la mejora del resultado de suscripción, principalmente por la menor siniestralidad por catástrofes y eventos climáticos. Así, el ratio combinado queda en el 96,1%, dos puntos menos que un año antes. Los ingresos por primas de la unidad subieron un 1%, hasta 19.995 millones.

La división de Vida, por su lado, incrementó un 9% sus ingresos, hasta 14.221 millones, si bien el resultado operativo bajó un 4% interanual, contribuyendo con 634 millones. El beneficio operativo de la filial FARMERS fue de 756 millones, un 9% más.