En la región de EMEA, las primas aumentaron un 4%, con una aportación destacada del mercado suizo, así como de Italia y varios mercados minoristas europeos más pequeños. Por su parte, América del Norte creció un 1%, mientras que Asia-Pacífico lo hizo un 15%, impulsada principalmente por el crecimiento en Australia, Malasia y Japón. Por último, el negocio en América Latina creció un 12%, sobre todo gracias a Argentina, Chile y Brasil.

Evolución de Vida

En cuanto a Vida, el crecimiento fue del 2% durante el primer trimestre tomando como referencia la nueva prima anual equivalente (APE, por sus siglas en inglés). En EMEA, las ventas de APE disminuyeron un 10%, "principalmente debido a una reducción en el negocio corporativo de menor margen", según explica la aseguradora en un comunicado. Por el contrario, el negocio de Vida en el segmento de empresas y las pensiones en Suiza e Irlanda creció con fuerza.

Además, Asia-Pacífico registró un avance del 6% con un crecimiento continuo en el sudeste de Asia y Australia, mientras que Norteamérica aumentó el 56%, aunque desde un resultado bajo en 2018, debido a la mejora en los segmentos colectivos e individual. En América Latina, todos los países contribuyeron a un crecimiento del 33%, que también se benefició de una gran venta en el segmento empresarial en Chile.

La aseguradora informa que está en vías de cumplir o superar todos los objetivos que se había marcado entre 2017 y 2019.