Es el mensaje que lanzó ayer el CEO de ZURICH, Martin Senn, con motivo del Día del Inversor. Remarcó el “fuerte impulso” del grupo en mercados emergentes, pero también el crecimiento en algunos mercados maduros. “Continuamos manteniendo una sólida posición de capital y generando flujos de caja saludables, lo que nos da mucha confianza de que seremos capaces de mantener nuestra política de pagar un dividendo atractivo y sostenible”, adelantó.

Durante el encuentro, el grupo concretó algunos de sus objetivos. Mantiene su previsión de lograr un ROE del 16% en el largo plazo, lo que “refleja el verdadero potencial de las ganancias de nuestro negocio”, si bien, dado el entorno actual, lograr en estos momentos una rentabilidad de alrededor de dos puntos porcentuales por debajo del citado objetivo “es más realista”. Por otro lado, confirma que está en el camino de reducir sus costes en mercados maduros en 500 millones de dólares ( millones de euros) a finales de 2013, que se redistribuyen para fortalecer su presencia en mercados de crecimiento.

En el negocio de Seguros Generales, la meta es lograr un ratio combinado entre 3 y 4 puntos mejor que sus competidores globales, al tiempo que busca reforzar su posición en mercados internacionales, en particular en América del Norte. En Vida, el objetivo es estar en el ‘Top 5’ de grupos europeos por valor de nuevo negocio, además lograr un objetivo de valor de nuevo negocio del 30% en América Latina, Asia-Pacífico y Oriente Medio.