“Esta tormenta nos ha demostrado una vez más lo que la fuerza de la naturaleza pueden provocar y los riesgos que plantea. Estoy orgulloso de cómo los empleados de ZURICH han estado ayudando a nuestros clientes, tanto antes como después de la tormenta”, afirma en el presidente ejecutivo del grupo, Martin Senn.

Por otro lado, la compañía estadounidense de seguros generales WR BERKLEY informó que prevé pérdidas catastróficas antes de impuestos atribuibles a la tormenta Sandy por alrededor de 40 millones y 50 millones de dólares (30,3 y 37,9 millones de euros). Según el comunicado de la compañía la estimación se basa en todo el reaseguro actualmente disponible en el que se incluyen las primas de reinstalación.

COMPARTIR