Por su parte, BBVA estima que dicho ajuste podría ascender aproximadamente a 130 millones de dólares (100 millones de euros) adicionales al precio, por lo que el total a pagar por el comprador sería de 1.730 millones (1.334 millones de euros), lo que representaría un ratio de precio sobre el beneficio esperado de 2012 de 14,5 veces.

Este anuncio se ha hecho oficial en un comunicado enviado por sendas entidades a la Bolsa Mexicana de Valores. En el comunicado de la entidad española, esta indica que se estima que el cierre de la operación se producirá en el primer trimestre de 2013 y que la plusvalía neta de impuestos ascenderá aproximadamente de 800 millones de euros.

No obstante, se precisa que el monto acordado con AFORE XXI BANORTE por una participación del 97,3% "se ajustará en función de los fondos propios de libre disposición de la compañía en la fecha de cierre". En declaraciones a Efe, fuentes de BBVA destacaron que se trata de una operación rentable en la que se desprende de una unidad en la que "no hay sinergia con nuestro negocio bancario principal", como ya había revelado el grupo español cuando anunció el proceso para la venta de sus Administradoras de Fondos de Pensiones en los países latinoamericanos (Chile, Colombia, Perú y México). Las fuentes aclararon que esta operación no está relacionada con ningún plan de compra, dado que el banco gestiona de forma independiente las adquisiciones y las ventas, y reiteraron que el banco mantiene su "apuesta estratégica por el mercado latinoamericano", donde, como ya se apuntó, "seguiremos invirtiendo, ya que es una zona prioritaria para el crecimiento del negocio bancario y asegurador".

Por su parte, Guillermo Ortiz Martínez, presidente del Consejo de GFNORTE, comentó que "con esta adquisición, Grupo Financiero Banorte y el Instituto Mexicano del Seguro Social cuentan con la principal Administradora de Fondos para el Retiro en México, permitiéndonos de esta forma invertir más recursos de los trabajadores mexicanos para detonar un mayor desarrollo económico en nuestro país; asimismo, esta operación es una muestra más de que Grupo Financiero Banorte continúa con su estrategia de crecimiento a través de adquisiciones, mismas que estamos seguros le generarán mayor valor a nuestros accionistas, a nuestros clientes y beneficiará a todos los trabajadores que conforman el sistema de ahorro para el retiro”.