El producto ofrece una amplia cobertura de responsabilidad cibernética para empleados y terceros, incluida indemnizaciones por pérdidas financieras y daños morales, según lo establecido por el Marco Civil de Internet, asociado a las quejas presentadas por clientes, organismos reguladores o representantes, incluyendo al Ministerio Público, como consecuencia de la violación de datos. La póliza también incluye un mecanismo de respuesta integrada a los incidentes que ofrece cobertura a los empleados para la implantación de análisis forense de TI, apoyo legal y monitoreo de crédito, así como los costes de especialistas en relaciones públicas para la gestión de cualquier daño a su reputación como resultado de una violación de los datos.

“De todos los países latinoamericanos, la mayor parte de los mensajes spam provienen de Brasil (38%), donde también están alojados la mayoría de los URL maliciosos (58%), según el documento de Trend Micro. Aprovechando nuestra experiencia global en riesgos cibernéticos, hemos sido capaces de desarrollar un formulario fácil de leer, hecho a medida para atender las necesidades de las empresas brasileñas”, explica Silvia Gadelha, suscriptora senior de Líneas Financieras en Brasil.

Por su parte, Renato Rodrigues, Country Manager de XL en Brasil, añade: “La legislación brasileña de Derecho Civil tra consigo una posibilidad real de sanciones por violación de la protección de datos. Ser capaces de ofrecer a las empresas brasileñas una cobertura de responsabilidad que resuelva los problemas financieros y de reputación asociados a los riesgos cibernéticos es fundamental en el entorno laboral actual”.