De esta forma, la redomicilización permanece sujeta a la recepción de las aprobaciones regulatorias necesarias, la satisfacción de otras condiciones y la sanción por el Tribunal Supremo de Irlanda, que está programando una audición para el 20 de julio. La compañía espera completar este proceso para el tercer trimestre de este año.

Michael S. McGavick, CEO de XL, afirmó al respecto que: "Estamos encantados de que nuestros accionistas apoyen nuestro plan para establecer nuestro hogar corporativo en Bermudas. Teniendo en cuenta, en particular, nuestra largas y sustanciales operaciones en la isla que se han reforzado por la adquisición de CATLIN, y la posición de las Bermudas en el mercado internacional de seguros y reaseguros, incluyendo la reciente consecución de Solvencia II en equivalencia en las Bermudas, por lo que creemos que un cambio en el país de domicilio de nuestra empresa matriz será ventajoso para la sociedad y sus accionistas".

 

Brexit

Sobre el Brexit, McGavick ha destacado que “en los últimos meses hemos trabajado en todo el negocio para entender cómo un voto para salir de la UE puede tener un impacto en XL CATLIN, y en particular en las operaciones en Reino Unido y Europa. Ahora que este voto histórico ha tenido lugar, vamos a trabajar sobre los diversos aspectos operativos y administrativos relacionados con la retirada del Reino Unido de la UE, que se espera que sea un proceso largo y complicado. A medida que continuamos entendiendo las ramificaciones de esta decisión, vamos a mantener informados a medida que sea necesario. Fundamentalmente, creemos que nuestra red global es fuerte y estamos bien posicionados para continuar ofreciendo nuestro servicio a nuestros clientes”.

Noticias relacionadas

Los accionistas de XL CAPITAL aprueban el cambio de domicilio a Irlanda

Las agencias de calificación se pronuncian frente al Brexit