Según se puso de manifiesto, la firma dominicana se ha posicionado como la primera aseguradora de América Latina en ofrecer seguros de Salud en un mercado que estaba siendo liderado por empresas europeas y americanas, que venden sus servicios en el extranjero a través de agencias.

ACUERDOS ESTRATÉGICOS

Selig explicó que este crecimiento se debe a las alianzas estratégicas que la compañía mantiene en República Dominicana y Panamá, a través de la empresa intermediaria SEGUROS EL ROBLE; en Guatemala, con la reaseguradora MUNICH RE, que en 2009 creó además la división MUNICH HEALTH de la que WORLDWIDE es su principal cliente; y en el segmento de seguros de Vida, en el que está afiliada a la firma SWISS RE, que acapara el 10% de la cartera de la empresa.

Selig señaló que WORLDWIDE sirve a alrededor de 30.000 clientes en Panamá, República Dominicana y Guatemala; tiene más de 5.000 hospitales afiliados en Estados Unidos y América Latina, región que “representa una buena oportunidad de negocios”, que se conoce como mercado gris.

Además, en Europa están finalizando un acuerdo con la española DKV SEGUROS, propiedad de MUNICH RE, para tomar las redes de esa empresa en España, país en el que confirmó que WORLDWIDE acaba de incorporar seis de los mejores hospitales, con oferta de cobertura de pasaje aéreo y estadía.

APOYO DEL BANCO DE DESARROLLO ALEMÁN DEG

Finalmente, el ejecutivo hizo referencia al respaldo que le brinda la alianza con el banco de desarrollo alemán DEG (Deutsche Investition und Entwicklungs Gessellschaft), que apoya al sector privado en los países en vía de desarrollo. En su intervención, el vicepresidente de DEG para Latinoamérica, indicó que “pensamos que en el ramo de seguros hay un inmenso mercado gris, pero además si una empresa está establecida donde están sus clientes, genera empleos y reduce la dependencia de otros mercados”.

Kessler explicó que la entidad no solo presta dinero, sino que puede ser accionista del negocio, como una forma de ayudar a su desarrollo, y agregó que la meta es crecer un 10% cada año, algo que estimó de posible, porque “en la medida en que aumenta el ingreso per cápita en los países, las personas tienen más bienes que asegurar y pueden permitirse optar por un buen seguro de salud”.

COMPARTIR