Vanesa Moreno, Head of Construction de WTW Iberia, introdujo el evento resaltando que “el mercado de seguros de construcción está cambiando muy rápidamente; nos encontramos en una situación cada vez más difícil. Pero en este momento de cambio, desde WTW vemos una oportunidad para que  los brókers y las gerencias de seguros aporten más valor en sus compañías a través de la transferencia de riesgos. Aquellos que mejor sepan adaptarse al cambio serán más competitivos frente al resto”.

A continuación, Paul Becker, Global Industry Leader, Construction de WTW, quien dio algunas claves para afrontar estos momentos de incertidumbre. En su opinión, el tiempo es crítico. “Es necesario comprometerse con los mercados en el avance de las renovaciones y anticiparse a las cuestiones y datos de las aseguradoras, así como asegurar los costes de financiación de riesgo”, añadió. Otra de las claves son las restricciones de capacidad, que requerirán la participación de las aseguradoras adicionales y la reestructuración de los programas.

Becker detalló la situación del mercado estadounidense, donde los riesgos en el sector de la construcción continúan endureciéndose, de forma que “los contratistas deben estar preparados para evaluar diferentes estructuras de programas y técnicas de transferencia de riesgo”. Según explicó, hace tiempo que se sabe que el sector de las infraestructuras está pasando por una importante crisis en Estados Unidos debido a la falta de mantenimiento y de inversión en obra nueva. Su presidente, Donald Trump, anunció el año pasado un plan de inversión masiva que se quedó por el camino debido a las desavenencias con los demócratas sobre cómo pagar los 2 billones de dólares acordados. Sin embargo, ahora se avecinan tiempos de tormenta y, a pesar de tener un desempleo mínimo que ronda el 4%, y un consumo cada vez más al alza, la amenaza de la recesión ha levantado todas las alertas encontrando la solución en la reactivación de este plan que llevará, a su vez, la reactivación de la economía.

Mercado duro

Almudena Benito, directora de Professional Indemnity de WTW, habló de un mercado duro “donde las cosas se están poniendo cada vez más difíciles”. En Europa, por ejemplo, “se están perdiendo capacidades con la fusión de las compañías y las aseguradoras prefieren ventilar sus capas”. Ante los riesgos y lo que pueda estar por venir, “no quieren poner los huevos en la misma cesta”, señaló. Más concretamente se refirió a Reino Unido, que “está perdiendo alrededor de un 25% de su capacidad”.

Asia, sin embargo, que definió como “una zona más blanda” presenta “una capacidad importante”, mientras que, en Oriente Medio, Emiratos Árabes “es donde más capacidad podemos encontrar”.

En su opinión, sería importante la realización de programas anuales que ayuden a alinear las expectativas favoreciendo que los licitadores sean conocedores de la realidad; proceder a la reestructuración de programas siendo originales y dando soluciones a los límites que se vayan presentando; y, por otro lado, educar a las autoridades.

Soluciones alternativas

Por su parte, Rafael Montoya, Head of Parametric & ART Solutions Iberia, recordó que para que el panorama no sea tan desolador “tenemos soluciones alternativas a vuestro favor”, como el diseño de una serie de medidas estructurales que componen un programa multianual de riesgo único. De esta forma, los clientes podrán obtener una cobertura de riesgo global para grandes proyectos y se beneficiarán de la gestión del flujo de caja, las pérdidas y ganancias y el impacto en el balance general de una pérdida importante.

Montoya recordó también que, además, ofrecen en la actualidad más herramientas ante la falta de soluciones por parte del mercado. “Tenéis la posibilidad de acumular capital y de tener acceso a otros mecanismos financieros y fiscales que van a favorecer el tratamiento del riesgo y el acceso a proyectos donde no os planteabais entrar”.