Tim Edwards, director ejecutivo de WILLIS RE Reino Unido, reveló que “las pérdidas derivadas de la tormenta se concentraron principalmente en el sur de Inglaterra, con un daño significativo procedente de árboles caídos, que estaban muy cargados de hojas debido a la época del año, tejas desprendidas y ventanas rotas. Los daños totales son comparables a día de hoy con los del ciclón Kyrill en 2007”.

Asimismo, WILLIS RE espera que sus pérdidas aseguradas estimadas en Alemania
se sitúen entre 50 y 400 millones. Sin embargo, las estimaciones en Dinamarca siguen siendo inciertas, prevén que la cifran la pérdida total asegurada mercado entre DKK 1.250 millones de coronas (167, millones de dólares) y 2.500 millones (335,2 millones de euros). La reaseguradora también espera que algunas pérdidas en Suecia y el resto de la región nórdica alcance los 50 millones de euros.

Por otro lado, la Asociación de seguros holandesa ha publicado una estimación preliminar de las pérdidas aseguradas en 105 millones. Asimismo, se espera que haya una bajada en las pérdidas aseguradas de Francia y Bélgica. En total se estima una pérdida combinada de Europa de entre 800 y 1.300 millones de dólares.