El margen de solvencia de la entidad se situó en 3.518,6 millones de euros, lo que supone un ratio de solvencia de 2,4 veces por encima del nivel exigido legalmente. Además, la aseguradora suma 3,3 millones de asegurados y partícipes, lo que representa un incremento del 12% respecto al mismo período de 2012. En el negocio individual, creció un 6,9%, hasta 2,4 millones de clientes.

Por lo que respecta a la evolución del negocio, gestionó en el trimestre un volumen de recursos de 45.169,9 millones entre planes de pensiones y seguros de Vida, un 11% más que en el mismo período de 2012. El ahorro en seguros de Vida creció un 13,9%, hasta 30.035,4 millones, mientras que los recursos en planes de pensiones aumentaron a un ritmo interanual del 5,7%, hasta 15.134,5 millones.

La cifra total de primas y aportaciones se elevó a 1.720,3 millones, un 42,7% más. En Vida Ahorro individuales y colectivos, la compañía comercializó 1.263,9 millones de euros, un 68,8% más, mientras que en el ámbito de los planes de pensiones, las aportaciones descendieron un 1,3%, hasta 252,8 millones.

LABOR COMERCIAL E INCORPORACIÓN DE LOS NEGOCIOS DE BANCA CÍVICA

La entidad justifica todos estos incrementos por la labor comercial realizada y por la incorporación de los negocios procedentes de Banca Cívica (BANCA CÍVICA VIDA Y PENSIONES, CAJASOL VIDA Y PENSIONES y CAJA CANARIAS VIDA Y PENSIONES).

La aseguradora detalla que las aportaciones –netas de movilizaciones internas– a planes de pensiones individuales, junto con las primas de PPA, se incrementaron un 32,2%, hasta alcanzar entre ambos instrumentos los 350,8 millones. “Los PPA siguen manteniendo un fuerte incremento de captación de primas –en concreto, un 58% respecto a 2011–, hasta alcanzar 176,5 millones de euros”, valora la entidad.

Respecto a la evolución del negocio de ahorro colectivo, se remarca el crecimiento del 7,9% en el patrimonio de planes de pensiones de Empleo, gestionando 7.288,3 millones, al tiempo que en seguros de ahorro colectivos gestiona 9.086,7 millones (+5,8%).

Finalmente, las primas de Vida Riesgo alcanzaron 203,6 millones, un 1,6% más. De esta cifra, 67,8 millones corresponden al negocio individual (+12,9%) y 135,8 millones al colectivo, que retrocedió un 3,2%. Si bien el número de pólizas colectivas no ha variado, sí que lo ha hecho el importe de las mismas, debido al descenso del número de empleados o bien a las nuevas condiciones en las negociaciones con los trabajadores, aclara la entidad.