Y es que el sector asegurador tiene un exceso de capital de solvencia de 27.700 millones de euros, con un recorte anual del 6,1%, para hacer frente a imprevistos futuros. No obstante, la ratio mejoró al subir hasta el 241%.

En el caso de estas tres entidades, que controlan un tercio del sector por primas, presentan un colchón de solvencia que supera holgadamente el mínimo exigido a cada una, aunque con diferentes niveles, según el modelo de negocio de cada una. VIDACAIXA tiene un exceso de solvencia de 1.046 millones. Su requisito es de 1.603 millones y cuenta con un capital de 2.650 millones, lo que significa que su ratio es del 165%. La entidad ha aumentado este indicador en 23 puntos porcentuales, ya que era del 142% en 2016.

Por su parte, el exceso de MAPFRE era de 4.442 millones de euros al cierre del ejercicio pasado. Su capital exigido ascendía a 4.433 millones, mientras que los fondos disponibles por la compañía eran de 8.875 millones. Los datos colocan su nivel de salud financiera en el 200% en 2017, frente al 210% de un año antes.

Por último, MUTUA MADRILEÑA posee 3.595 millones de capital de solvencia al tener un requisito de 1.005 millones y disponer de un capital de cobertura de 4.601 millones. Su ratio de solvencia se coloca en el 458%, un indicador que era del 482% un año antes.

MAPFRE cubrirá los coches compartidos de la nueva app de Mini

El mercado español será el campo de pruebas de Mini Sharing, una app en la que propietarios de este modelo de coche que hayan adquirido su vehículo con producción a partir de marzo de 2018 tienen ahora la posibilidad de compartirlos con hasta diez personas más. Gracias a un calendario incluido en la app, el propietario podrá indicar la disponibilidad del vehículo y ofrecer la posibilidad de compartirlo.  La previsión es lanzar el servicio a partir de la primera quincena de julio de este año, a un precio de 99 euros, que permiten acceder a la aplicación durante los próximos tres años.

Mini ha llegado a un acuerdo con MAPFRE por el que el seguro a todo riesgo para los modelos con esta aplicación será de 730 euros anuales, con 450 euros de franquicia, y cubrirá a todos los conductores del modelo.