Según explica la compañía (que tras esta subida refuerza su liderazgo en Vida con una cuota de mercado del 38,5%), las claves del crecimiento del negocio son las rentas vitalicias y el ahorro individual, en especial los productos de ahorro sistemático (PIAS y SIALP).

El volumen de recursos gestionados ascendió a 71.541,1 millones, un 15,8% más. De estos, 45.770,8 millones corresponden a seguros de Vida (+18,4%) y los 25.770,4 millones restantes, a planes de pensiones y EPSV (+11,5%).

El volumen de clientes creció a un ritmo del 9,1%, superando los 4,6 millones, destacando el incremento en Vida-Ahorro. Durante los tres primeros meses del año y entre la totalidad de sus clientes, la entidad distribuyó más de 1.000 millones de euros en prestaciones.

Negocio de ahorro

El total de primas y aportaciones comercializadas hasta marzo ascendió a 4.009,9 millones, un 42,8% más. De esta cifra, 3.669,8 millones corresponden al negocio de ahorro. Las primas a seguros Vida-Ahorro individuales suman 3.123,8 millones, un 59,4% más, mientras que las aportaciones a planes de pensiones individuales suman 348,1 millones, experimentando un descenso del 3,3%.

En el segmento de colectivos, las primas y aportaciones a soluciones de ahorro fueron de 197,9 millones, un 1,8% más. Los planes de pensiones de Empleo acumularon un volumen de ahorro gestionado de 8.841 millones de euros (+3,9%).

Negocio de riesgo

Las primas de Vida-Riesgo (que suponen un 8% del global) alcanzaron los 340 millones, un 16% más que en el primer trimestre de 2016. Desde VIDACAIXA se apunta que este crecimiento se distribuye de forma bastante equitativa entre el segmento de individuales y el de colectivos, correspondiendo al primero 147,4 millones y 192,6 millones al segundo, impulsado por los productos para pymes. En cuanto a la variación respecto al primer trimestre del año pasado, individuales creció un 13,8%y colectivos un 17,7%.