A cierre de junio, la compañía gestionó un volumen de recursos de 40.120,8 millones, lo que supone un crecimiento del 5% respecto al año anterior. Asimismo, el margen de solvencia se ha situado en 1.515,8 millones, lo que supone un ratio de solvencia de 1,3 veces por encima del nivel exigido legalmente. Actualmente, VIDACAIXA cuenta con 2.965.000 asegurados y partícipes, sumando 15.000 nuevos clientes durante el último trimestre.

EL AHORRO, EN EL OJO DEL HURACÁN DE LA CRISIS ECONÓMICA

En cuanto a las primas de seguros y aportaciones a planes de pensiones individuales y colectivos, la compañía comercializó un 11,4% menos que en el primer semestre de 2011, pero mantiene un volumen alto con 2.275 millones. Desde la entidad se matiza que el negocio de ahorro se está viendo muy influido por el entorno económico, con una caída de la tasa de ahorro y la disminución de la renta bruta disponible de las familias.

En el desglose del negocio, dentro del Ahorro individual se destaca que las aportaciones -netas de movilizaciones internas- a planes de pensiones individuales, junto con las primas a PPA, mostraron un crecimiento del 22,7% durante el semestre, hasta alcanzar entre ambos instrumentos de ahorro los 594,4 millones. Como hecho relevante reseña el comunicado el buen comportamiento de captación de primas de PPA, que prácticamente se duplicaron, gracias a productos como PlanCaixa Asegurado Doble Tranquilidad, que ha contribuido de forma decisiva al avance en este segmento de ahorro.

En cuanto al Ahorro colectivo, los planes de pensiones de empleo acumularon durante el semestre un volumen de ahorro gestionado de 6.011,5 millones, lo que supone un descenso del 3%. Las aportaciones descendieron un 22,7%, debido en buena parte a que 2011 contó con el efecto excepcional de la incorporación del plan de empleo de Caixa Girona, tras la fusión de esta entidad con CaixaBank.

VIDA RIESGO MANTIENE UN COMPORTAMIENTO PLANO

Por último, en cuanto al negocio de Vida Riesgo, este ha mantenido un comportamiento plano (+0,1%) durante este semestre, lo cual, explica el Grupo, es especialmente destacable en un mercado que ha retrocedido un 5,1% hasta mayo.

El volumen de primas de Vida Riesgo ascendió a 291,5 millones. De este resultado, 123,6 millones corresponden al negocio de Vida Riesgo individual, con un crecimiento del 1,3%, mientras que los seguros colectivos descendieron un 4,3%, alcanzando los 167,9 millones. Además, el desarrollo de los seguros de Vida Riesgo están siendo promovidos en gran medida por el negocio de pymes y autónomos, que mantiene altas tasas de crecimiento.

COMPARTIR