José Miguel Rodríguez Pardo, responsable del Grupo Bioactuarial de Investigación de AGERSBDS.- ¿Qué objetivo se han propuesto con la elaboración del manual ‘Gestión Integral del Riesgo de Enfermedades Graves y Crónicas’?

José Miguel Rodríguez-Pardo. - El manual se ha elaborado con el objetivo de aportar una visión integral del riesgo de padecer una enfermedad grave o crónica. Dentro de las actividades de AGERS consideramos que es una pieza más de la gerencia de riesgos y, como tal, puede ser de utilidad tanto a aseguradoras, como a los gerentes de riesgos de empresas y como a la sociedad en general.

BDS.- ¿Quiénes y durante cuánto tiempo han estado implicados en su realización?

José Miguel Rodríguez-Pardo. - El trabajo ha sido realizado por los miembros de GBI que aportan, bien desde la experiencia profesional, bien desde el conocimiento académico, una visión que en su conjunto es interdisciplinar, pues han intervenido actuarios, estadísticos, especialistas del área de salud, del derecho y de la suscripción de riesgos

En cuanto a la duración se refiere, el manual ha tenido dos partes diferenciadas, una primera en la que se elaboraron las tablas actuariales de las cuatro enfermedades graves y que fueron expuestas en el primer Congreso de Biomedicina de AGERS, en junio de 2015. En este evento comunicamos que sometíamos las tablas a un periodo de discusión pública de seis meses, con el propósito de recoger opiniones y sugerencias. Pasado este periodo hemos publicado el manual.

BDS.- ¿Por qué han elegido analizar estas enfermedades?

José Miguel Rodríguez-Pardo. - Dos son las motivaciones. En primer lugar, creemos que este tipo de cobertura tendrá un desarrollo muy relevante en la industria del seguro y en segundo lugar, en la literatura especializada no existían tratados que abordaran de una manera integral el riesgo de padecer enfermedad grave o crónica.

En la literatura especializada no existían tratados que abordaran de una manera integral el riesgo de padecer enfermedad grave o crónica

BDS.- ¿Cuáles son las principales barreras que han tenido que superar en su elaboración?

José Miguel Rodríguez-Pardo. - El carácter interdisciplinar del Grupo Bioactuarial de Investigación (GBI) ha posibilitado que se haya podido superar cualquier barrera planteada. Hemos cuidado, con especial atención, que el manual tenga una coherencia narrativa y técnica, labor que no ha sido sencilla al intervenir tantos autores y que aportan ópticas diferenciadas.

BDS.- En la presentación se explicó que las tablas se han elaborado “con una técnica actuarial que está entre las mejores”. ¿Qué características avalan esta afirmación?

José Miguel Rodríguez-Pardo. - Es cierto, los modelos actuariales desarrollados tanto en la elaboración de las tablas, la proyección causal  de las tasas de mortalidad  y el análisis causal de la proyección de enfermedades graves por componentes principales considerando variables socioeconómicas se han construido atendiendo a las mejores prácticas actuariales internaciones y de la investigación académica.

Además, hemos contado con la inestimable colaboración SWISS RE que nos ha permitido aportar la visión actuarial internacional de los mercados europeos, asiáticos y norteamericanos.

BDS.- Técnicamente, ¿qué supone contar con tablas no adaptadas, como las utilizadas hasta ahora?

José Miguel Rodríguez-Pardo. - Hasta la fecha, las entidades de seguro utilizaban tablas actuariales con riesgo base de población no española. Si bien estas tablas han demostrado suficiencia en los países de origen, normalmente europeos, es cierto que la entidad puede incurrir en cierto riesgo de modelo, pues las tasas de incidencia de cada enfermedad varían según el país o población asegurada.

Una entidad que quiera utilizar estas tablas puede bien aplicar las tasas directamente o bien rebajarlas según los criterios de selección de riesgos, las limitaciones al alcance y definición cada cobertura, o su apetito al riesgo

BDS.- ¿Qué diferencias han encontrado en las tablas ya adaptadas a la realidad española respecto a las que se venían utilizando hasta ahora?

José Miguel Rodríguez-Pardo. - La pregunta, es muy oportuna. Las tablas que presentamos en el manual son tablas poblacionales y no experiencia de entidades o grupo de entidades de seguro. Esto significa que una entidad que quiera utilizar estas tablas puede bien aplicar las tasas directamente o bien rebajarlas según los criterios de selección de riesgos, las limitaciones al alcance y definición cada cobertura, o su apetito al riesgo.

BDS.-  Disponer de tablas propias, ¿puede ayudar a que las aseguradoras lancen productos adaptados a estos colectivos?

José Miguel Rodríguez-Pardo. - Sin duda, este es el propósito del trabajo: dar a conocer no solo la medida del riesgo mediante las tablas, sino además todos los elementos que influyen en la medida del riesgo de morbilidad-mortalidad de las cuatro enfermedades graves y crónicas estudiadas. Todo ello facilita al gerente de riesgo la toma de decisiones prudenciales en el desarrollo de este tipo de productos.

BDS.- ¿Hay una influencia entre la coyuntura económica en la evolución de las cuatro enfermedades analizadas?

José Miguel Rodríguez-Pardo. - En efecto, y esta es una de las aportaciones interesantes en el trabajo. En el capítulo sexto hemos podido comprobar que las tasas de mortalidad de cáncer, diabetes y accidente cerebrovascular presentan una relación inversa con un índice sintético macroeconómico. Como decimos en el citado capítulo, la buena o mala salud de la economía tendrá consecuencias en la incidencia de la mortalidad en nuestro país y sus efectos serán más notables con el paso de los años.

La buena o mala salud de la economía tendrá consecuencias en la incidencia de la mortalidad en nuestro país y sus efectos serán más notables con el paso de los años

BDS.- ¿A quién se dirige el trabajo?

José Miguel Rodríguez-Pardo. - Nuestro propósito es que el trabajo sea de interés para la sociedad en general, pero si queremos particularizar, debería despertar el interés de todos aquellos profesionales y académicos relacionados con la gerencia y medida del riesgo. Además profesionales del área de conocimiento de la salud nos han hecho llegar su interés por este tipo de estudios.

BDS.- ¿Cuál ha sido la acogida del manual?

José Miguel Rodríguez-Pardo. - Se han superado todas las expectativas iniciales, la demanda de ejemplares supera ya el lanzamiento del número inicial previsto. Desde AGERS se ha habilitado en la web la posibilidad de acceder a las tablas actuariales.

En este punto no quiero dejar de agradecer el patrocinio de la MUTUALIDAD DE LA ABOGACÍA en la edición del manual.

Se han superado todas las expectativas iniciales, la demanda de ejemplares supera ya el lanzamiento del número inicial previsto

BDS.- ¿Y en qué trabajan ahora?

José Miguel Rodríguez-Pardo. - En el GBI de AGERS vamos a desarrollar dos proyectos de investigación, uno relacionado con el anterior y se refiere a la modelización de los riesgos de enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson y Alzheimer. 

En el segundo proyecto vamos a trabajar en el conocimiento de las llamadas Enfermedades Raras, padecimientos en los que el sector asegurador no ha reflexionado; queremos entender estos riesgos, medirlos y explorar escenarios de aseguramiento.

Noticias relacionadas

AGERS elabora las primeras tablas actuariales de enfermedades graves adaptadas a la población española

COMPARTIR