El plan, denominado “Residencia Climática y Seguros Basados en Índices para los Pequeños Productores en la República Dominicana”, busca ayudar a las comunidades agrícolas más vulnerables para que puedan acceder y utilizar el seguro como una herramienta de transferencia de riesgos, al tiempo que mejorarán las medidas de prevención para proteger sus activos e inversiones.

Alexandria L. Panehal, directora de la USAID, ha manifestado que “a través de Reddom y de nuestros socios gubernamentales y no gubernamentales se ha diseñado un proyecto piloto en República Dominicana para estar más con los pequeños agricultores y averiguar cómo podemos ayudarles y protegerles para ofrecerles un seguro a través del sistema financiero para cuando les afecte el cambio climático”.

MÁS PROYECTOS

Dentro de este proyecto se contempla una alianza internacional con socios que han impulsado este proyecto en otros países, como son SWISS RE, el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI), y finalmente, la Iniciativa de Innovación de Seguros de Índice (I4), liderado por la Universidad de California Davis.

La cobertura de este seguro también será un atractivo para que los agricultores puedan acceder al crédito y realizar mejoras en sus cultivos, invetir en nuevos avances tanto productivos como de control de los riesgos.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional para el Cambio Climático y el Mecanismo de Desarrollo Limpio (CNCCMDL), Omar Ramírez Tejada, ha manifestado que los seguros en base a los índices climáticos, en tanto sean democráticos y accesibles a los productores más vulnerables, podrían jugar un rol determinante en el desarrollo, la reducción del riesgo de desastres y la adaptación al cambio climático. Manifestó también que estos seguros pueden ayudar a gestionar mejor los riesgos climáticos y servir como estrategia para la adaptación al cambio climático, por lo que estudiarán su potencial como parte de la futura Estrategia Nacional de Adaptación.