“La adhesión a esta guía supone que el potencial cliente, gracias a la estandarización de la documentación que se entrega, pueda comparar de una manera más sencilla las garantías cubiertas y las condiciones de las pólizas”, indica la entidad. Además, y dentro del acuerdo al que se compromete la compañía, en determinadas situaciones no podrá oponerse a la renovación de la póliza de un particular.

 En palabras del director comercial y de Marketing de la aseguradora, Pablo Latorre, “es un paso que no nos ha supuesto ningún esfuerzo puesto que las políticas enumeradas en esta guía son las que ya marcaban nuestra forma de trabajar y de relacionarnos tanto con los potenciales clientes como con nuestros actuales asegurados”.