UNIÓN ALCOYANA celebró el pasado miércoles su Junta General de Accionistas correspondiente al ejercicio 2008, en la que el Consejo de Administración de la compañía valoró con satisfacción los resultados obtenidos durante el pasado ejercicio. Se ha repartido entre los accionistas un total de 1,2 millones de euros en dividendos (1 euro por acción) y, tal y como destacó su consejero delegado, Enrique Rico Ferrer, “la compañía ha incrementado sus fondos patrimoniales propios hasta alcanzar 31,4 millones de euros”.

En su intervención añadió que, “junto a la solidez de las provisiones técnicas actuales, se pone de manifiesto la solidez financiera de la compañía, en un entorno caracterizado por las dificultades de la situación económica general observadas durante el período 2007/2008 y que han afectado, principalmente, a los ramos de automoción, industriales, relacionados con el comercio y aquellos derivados de la construcción”.

Por su parte, Enrique Jorge Rico Albert, director general, hizo hincapié en algunos aspectos de la operativa de la compañía, destacando especialmente “la necesidad de seguir con políticas financieras prudentes, y la necesidad de seguir compensando los descensos en las primas con un mayor crecimiento de aquellos ramos todavía por explotar, ampliando redes y zonas de distribución y flexibilizando la cartera de productos adaptándola a las necesidades actuales de la sociedad”.

Asimismo, remarcó los avances realizados en el cumplimiento de la Ley de Impulso a la Sociedad de la Información -con la creación del acceso directo a clientes mediante el espacio web ‘tu espacio unión’- y dio a conocer el Plan Estratégico de UNIÓN ALCOYANA para el periodo 2009/2011, en el que se fijan los objetivos a medio plazo y las líneas de actuación para alcanzar los objetivos de crecimiento, rentabilidad y creación de valor.

COMPARTIR