La inauguración corrió a cargo de José García Abad, editor de El Nuevo Lunes, que cedió la palabra a Jean-Paul Rignault, presidente y consejero delegado de AXA. “En los últimos años, se han acometido reformas importantes en el sistema de pensiones. Ninguna ha ido por el buen camino. ¿Son suficientes?”, planteó. Así, indicó que tenemos que “ser capaces de ofrecer soluciones” para la vida tras la jubilación, sobre todo para las nuevas generaciones. “El paso del tiempo juega en contra de los jóvenes de ahora, que serán los jubilados de mañana”, comentó, por lo que “es responsabilidad de todos volver a colocar las pensiones en la agenda política”.

José Antonio de Paz, subdirector general de Seguros y Fondos de Pensiones, desgranó algunos de los proyectos en los que trabaja el supervisor (Directiva para facilitar la portabilidad de los planes de pensiones, modificación del Reglamento o la transposición de la Directiva relativa a las actividades y la supervisión de los fondos de pensiones de empleo, prestando especial atención al sistema de gobernanza y la información a partícipes y beneficiarios).

Hacia un modelo mixto

Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco, afirmó que debemos dirigirnos hacia un modelo mixto de reparto y capitalización “lo antes posible”. Reconoció que el modelo de capitalización no ha funcionado en España porque el ahorro se ha destinado a la inversión inmobiliaria, por la elevada tasa de sustitución del sistema público de pensiones y por la escasa participación de las empresas en los sistemas de pensiones de empleo. Respecto al aumento de la liquidez de los planes de pensiones, indicó que la ausencia de límites pondría en riesgo su naturaleza de ahorro finalista y provocaría cambios en la política de inversiones de las entidades hacia activos más líquidos, con el consiguiente riesgo de reducción de activos para la jubilación. 

En esa misma línea, Luis Miguel Ávalos, director del Área de Seguros Personales de UNESPA, declaró que “la liquidez no es la reforma que necesitamos”. Propuso que la liquidez de los planes de pensiones tenga límites, “pero aumentando los supuestos de liquidez anticipada”, ya que el aumento de la liquidez desvirtúa estos instrumentos de previsión social. Además, comentó que “lo más importante es desarrollar la previsión social en el ámbito de las empresa” mediante un sistema de adscripción cuasiobligatorio y con incentivos fiscales. También puso el acento en la relevancia de promover fiscalmente el cobro de las pensiones en forma de renta vitalicia. “Reparto y capitalización no son opuestos, sino complementarios”, concluyó.

Afrontar el reto demográfico

Jesús Carmona, director de Vida, Salud y Accidentes de AXA, introdujo a José A. Herce, director asociado de Afi, quien explicó que nos encontramos con el desafío del envejecimiento y con retos a corto plazo –sostenibilidad del sistema-, a medio plazo –suficiencia de las pensiones- y largo plazo –cobertura de las pensiones en una sociedad en la que la dependencia es la nueva gran contingencia-, además de nuevos ‘retos 2.0’ –necesidad de afrontar la responsabilidad individual y la oportunidad de “reinventar la Seguridad Social”- o de ‘ciencia-ficción’ - automatización de los puestos de trabajo-.

Examen del Pacto de Toledo

La jornada concluyó con una mesa redonda moderada por Luis Sáez de Jáuregui, director de Distribución y Ventas de AXA, en la que intervinieron representantes de varios grupos políticos presentes en la comisión del Pacto de Toledo. Carles Campuzano, representante del Grupo Mixto por parte del PDeCAT, destacó la “profundidad” de las reformas de los últimos años, que se han encaminado hacia la prolongación de la edad legal de jubilación y la continuidad del sistema mediante la introducción del factor de sostenibilidad”. No obstante, remarcó que es preciso acometer nuevas medidas para garantizar la suficiencia de las pensiones. Criticó que las reformas efectuadas no hayan venido acompañadas de políticas activas de empleo.

Marcial Gómez, de Ciudadanos, comentó que las reformas de 2011 y 2013 han sido insuficientes para lograr el equilibrio del sistema “porque han incidido en el capítulo del gasto pero no tanto en los ingresos”. Sin embargo, su pronóstico es optimista y cree que la recuperación económica acabará haciendo que la subida del PIB compense el aumento del gasto en pensiones.

Aina Vida, representante de Podemos, sostuvo su convicción en el mantenimiento de “un sistema de pensiones suficiente y sostenible”, pero indicó que “el déficit se ha convertido en estructural”, debido a “unas políticas erráticas en el mercado laboral que han llevado aparejada una reducción de los ingresos de la Seguridad Social, el mal uso de los recursos del sistema y la negativa a buscar ingresos alternativos”.

Al hilo de ello, María Mercè Perea, del PSOE, afirmó que “el PP dinamitó el consenso del Pacto de Toledo”. Además, lamentó que el Gobierno no haya tenido en cuenta las propuestas realizadas por la comisión y defendió la necesidad de adoptar medidas a corto y largo plazo para equilibrar el sistema. “Tiene que comprometerse a asegurar el poder de compra de los pensionistas”, aseveró.

COMPARTIR