En el caso de las retribuciones, UNESPA detalló cuál es su propuesta de evolución salarial que vuelve a estar unida al crecimiento del PIB, aunque incorporando una referencia al IPC como “factor corrector” de dicho incremento. Según explica a sus asociados en una circular interna, la asociación ha propuesto que “si el PIB crece entre el 0% y el 1% el incremento salarial sería del 0,6%; si el PIB crece entre el 1% y el 2% el incremento salarial sería del 1%; si el PIB experimenta un crecimiento entre el 2% y el 4% el incremento salarial sería del 1,5%; y si el PIB tiene un incremento superior al 4% el crecimiento salarial se situaría en el 2%”.

La clave seguiría siendo el crecimiento del PIB, pero el IPC negativo mitigaría el incremento salarial y el IPC positivo lo potenciaría

¿Y cómo operaría el dato del IPC? “El IPC negativo mitigaría el incremento salarial, y un IPC en positivo potenciaría tal incremento desde la aplicación de un coeficiente corrector del 50% ante un IPC negativo, hasta un corrector del 120% si el IPC fuera superior a 2%”, detalla UNESPA, que adelanta que “en este escenario, con las previsiones conocidas de evolución del PIB y del IPC, si las mismas se cumplieran, la fórmula presentada por UNESPA llevaría a un incremento salarial del 0,75% en 2016 y del 1,5% en 2017”.

Hay que recordar que Comisiones Obreras no ve con malos ojos esta propuesta de corrección del IPC ya adelantada en la reunión del 10 de junio, porque se enmarca en el III ANEC (Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva). Sin embargo, se mostraba cautelosa: “Habrá que ver cómo se construye el incremento salarial”.

El premio de jubilación se sustituiría por un seguro colectivo de aportación definida con una cobertura en ningún caso inferior al actual

Propuesta de cambio del actual premio de jubilación

En la reunión UNESPA también argumentó su propuesta de cambio del actual premio de jubilación que pasaría a ser un sistema de previsión instrumentado a través de un seguro colectivo de aportación definida. “La nueva regulación posibilitará una cobertura en ningún caso inferior al actual premio de jubilación, y permitirá también que los trabajadores puedan realizar aportaciones en el nuevo sistema”, adelanta. Sin embargo, admite que se está trabajando aún en “identificar” el porcentaje de aportación que debe realizar la empresa.

La próxima reunión tendrá lugar ya en julio. Será el momento en el que representación empresarial y de los trabajadores presenten sus propuestas formales para sustituir el actual premio de jubilación.

Noticias relacionadas

UNESPA y sindicatos avanzan en la negociación del nuevo convenio colectivo