Asimismo, en su intervención ensalzó el trabajo del sector asegurador en el último año. “Quiero agradeceros que hayáis sido capaces de mantener vuestros compromisos con los clientes, de seguir invirtiendo y creando país y de mantener el empleo, lo cual, como sabemos, no ha sido nada fácil tras seis años de crisis económica y con un entorno de negocio cayendo. El sector asegurador ha demostrado con creces ser un sector modélico y en el que la sociedad ha comprobado que puede confiar”, declaró.

También destacó el trabajo desarrollado por UNESPA en los últimos años para adaptar los preceptos de Solvencia II. “La Directiva se aprobó en 2009 y desde entonces hemos trabajado por mejorarla y adaptarla a la realidad de mercado. Han pasado mucho años, que para algunos podía parecer retrasos, pero que para mí han sido años de perfeccionamiento”, afirmó. No obstante, subrayó que no hay que pensar que “ya está todo hecho” tras el acuerdo alcanzado en torno a la Directiva Ómnibus II, aunque se mostró muy satisfecha con el mismo. Además, advirtió que la asociación vigilará para advertir a sus interlocutores del riesgo de que Solvencia II “se convierta de nuevo en un proceso excesivamente rigorista, excesivamente intervencionista o poco respetuoso con las realidades del mercado”.

Igualmente, señaló que el rigorismo también amenaza en la reforma de la Ley de Contrato de Seguros, que supone “la intención del legislador de cambiar cosas que funcionan y mantener excesos formales que precisamente son los que más problemas han dado”. En cuanto a la reforma del Baremo de Autos, manifestó que UNESPA apuesta por “un modelo cerrado, con todos los conceptos baremizados, con límites máximos para ajustar su coste y facilitar la gestión aseguradora, y con el objetivo de dotar más recursos desde lesiones leves, que hoy se siguen pagando indebidamente en muchos casos, a secuelas más graves que necesitan más recursos”.

Acceso a la presentación de la presidenta de UNESPA [pdf]

Información sobre el Plan de Acción 2014 y presupuesto