En este sentido se destaca que, según el último informe de la consultora Atrevia y Deusto Business School, “a los integrantes de la Generación Z les gusta aprender por su cuenta, son creativos, innovadores y están sobreexpuestos a la información. Hacen un uso intensivo de las nuevas tecnologías y la inmediatez preside todas sus decisiones: quieren respuestas y las quieren ya”.

También se recuerda que “el marketing y la sociología hablan de ellos en términos de salto generacional. Salto, y no relevo, porque su forma de ver la vida, pensar, relacionarse y consumir es diferente. Haber crecido con la tecnología en el bolsillo les ha permitido ver el mundo de forma diferente, global. Dicen que con ellos se terminó el narcisismo selfie de la generación anterior, la obsesión por el consumo y la pasividad. Han interiorizado que la diversidad, la democracia y la tecnología van de la mano. Por ello, no son pocos los que hablan de estos chavales como una generación de alto valor social”.

Se subraya, finalmente, que para “internet no es solo el nexo de su generación, sino la fuente donde saciar su sed de información, también en el ámbito de la educación”. “Estudian y van a clase, como siempre se ha hecho, pero valoran menos los títulos y más el autoaprendizaje, la enseñanza flexible y práctica orientada a experiencias y habilidades y el emprendimiento. Y de nuevo aquí, haber nacido con la tecnología adherida a sus vidas les hace genéticamente diferentes” se destaca Gran parte del aprendizaje de esta generación se da fuera del aula, de hecho el informe de Atrevia señala que el 33% usa YouTube para hacer los deberes. “Y efectivamente, muchos de ellos recurren a esta red para completar su formación”, se concluye.

COMPARTIR