En una conferencia durante el 'Rendez Vous' de Montecarlo, Martyn Street, director de la agancia en Londres, dijo que, entre otras cosas, unas tasas suaves en muchas líneas de negocio podría ser un reto para la rentabilidad de las reaseguradoras. Añadió que espera que continuen los bajos rendimientos de las inversiones, lo que sería otro desafío.

Street comentó que en todas las grandes renovaciones que han tenido lugar hasta ahora en 2013, ha habido una reducción general de las tasas y, salvo alguna que se dé una pérdida importante, se espera que esta tendencia continúe en las próximas renovaciones del 1 de enero. "Si no hay grandes pérdidas catastróficas antes de que finalice el año, las tasas probablemente caerán aún más en muchas líneas, aunque se mantendrán en gran medida en los niveles "decuados", dijo Street.

LA AFLUENCIA DE CAPITAL NO TRADICIONAL INFLUYE A LA BAJA LOS PRECIOS EN LAS RENOVACIONES

La entrada de capital no tradicional en el sector del reaseguro ha ayudado a bajar los precios en las renovaciones de Daños frente a riesgos de catástrofes a mediados de año, en particular en los Estados Unidos y es probable que tenga un efecto similar en las próximas renovaciones de 1 de enero, según ha explicado David Priebe, vicepresidente de GUY CARPENTER, en el ‘Rendez Vous’ de Montecarlo.

Esto es probable, comentó, que sea un año se registre una cifra récord de bonos de catástrofe, con una emisión prevista de 7.000 millones (5.300 millones de euros) a fin de año. Los fondos de pensiones, en particular, han impulsado el auge de este tipo de títulos, informa Business Insurance.