La analista de IDC Laura Castillo incide en la importancia, cada día más creciente, que tiene la ciberseguridad dentro del nuevo ecosistema generado por la transformación digital, especialmente teniendo en cuenta que el 80% de los usuarios afirma que no volvería a colaborar con una empresa si ha sufrido una violación de sus datos personales, según publica Europa Press.

En cuanto a la inversión en ciberseguridad en los próximos doce meses, un 63% de las organizaciones encuestadas señala que invertirán en prevención de pérdidas de datos y otro 63% señala que lo hará en seguridad de red y detección avanzada de amenazas. Por su parte, un 59% de las empresas realizarán inversión en securización de endpoints (la seguridad y control de los dispositivos que solicitan acceso a la red corporativa).

Por otro lado, IDC predice que para final de este año el 50% de las grandes empresas globales tendrá herramientas analíticas para detectar amenazas, mientras que a finales de 2018 la mitad de las transacciones de comercio electrónico usarán la autenticación biométrica. Además, un 70% de las empresas pondrán a disposición de sus equipos de seguridad herramientas basadas en tecnologías cognitivas en 2021.