Otra diferencia observada entre ambos colectivos es su nivel de profesionalización. Así, solo el 16% de agentes puede considerarse que muestra una dedicación exclusiva (calculada a partir de un mínimo de 150.000 euros en primas). En el caso de los corredores, sin embargo, un 44% de ellos gestiona primas por encima de 1 millón de euros.

Las corredurías de mayor tamaño pertenecen o bien a grandes grupos empresariales o bien a multinacionales de relevancia con cifras de negocio entre los 33 y los 123 millones de euros. Las corredurías independientes, sin embargo, se hallan a una distancia significativa de negocio, con cifras que oscilan entre los 5 y los 10 millones de euros.

De hecho, y según el estudio realizado por IMAF e INESE, sobre más de 776 grandes corredurías, 33 de ellas (es decir, algo más de un 4,2 % de ese total) son responsables del 66% de los ingresos facturados