La distribución de la cartera de inversiones a nivel sectorial pone de relieve que los bonos públicos son el principal instrumento en el que las aseguradoras europeas colocan sus inversiones, representado un 30,63% del total. Es importante también el peso de los bonos corporativos, con un 29,7% de la cartera.

Frente a estas inversiones en títulos de renta fija, el peso de la renta variable solo representa el 3,95% del total.