En conversación con Don Dinero, el directivo añade que las autoridades consideran que “tener primas ilimitadas desde el punto de vista actuarial podría en algún momento implicar algún aumento importante en las primas para poder garantizar esa oferta que estaban haciendo las aseguradoras”. Por ello, se han determinado una serie de medidas entre las que se encuentra la obligación de estipular indemnizaciones concretas, tanto para las pólizas individuales como las colectivas y las de grupo.

Este cambio en la normativa entra en vigor a partir del 6 de abril, aunque la mayoría de las compañías de seguros empezaron a emitir pólizas con los cambios desde el inicio del mes.