Según los trabajadores los despedidos afectarían al área de fuerza de ventas y asesoría corporativa de HORIZONTE. Denuncian además, que en algunos casos estos empleados contarían con una experiencia en la empresa superior a los 20 años.

Por su parte, la compañía ha negado las acusaciones, según publica La República que cita fuentes de la propia entidad. Indican que “hemos puesto a disposición de los trabajadores un programa de retiro voluntario, que no es obligatorio”, matizan. Afirman además que en los próximos seis meses, mientras se complete el proceso de venta, “no se prescindirá de ningún trabajador”, y añaden que “dependerá de las empresas que compraron HORIZONTE a que personal contratan”.