Así se desprende del IV Estudio AXA de Robo en el Hogar, donde se confirma que Alicante, Tarragona y Castellón se sitúan, por detrás de Toledo, como las provincias con mayor número de robos por habitante en sus viviendas, con un 96%, un 85% y un 75%, respectivamente, de robos más que la media de España, situada en 243 casos por cada 100.000 habitantes. Por el contrario, Salamanca es la provincia con menos robos (registra 6,5 veces menos robos que la provincia manchega), seguida de Palencia, Cáceres y Huesca.

El estudio destaca que a pesar de que España es un país donde las familias tienen gran parte su riqueza en la vivienda, aún tiene un alto grado de desprotección en el hogar, con tres de cada diez viviendas sin seguro.

En cuanto al nivel de aseguramiento, Toledo presenta un ratio de 30 pólizas por cada 100 habitantes (frente a las 40 seguros de Hogar por cada 100 habitantes de la media nacional), y Alicante, Tarragona y Castellón, sin embargo, tienen un nivel de aseguramiento en hogares muy similar a la media española.

Almería, Baleares, Murcia, Huelva, Guadalajara y Málaga son provincias que registran una penetración del seguro de Hogar sensiblemente por debajo de la media, siguiendo el patrón de Toledo. Por el contrario, Burgos y Álava cuentan con un nivel de protección de un 30% por encima de la media a pesar de que sufren la mitad de robos.