Recuerda el comparador que las pólizas seguros para coches nuevos resultan, de media, más baratos que los vehículos más antiguos, que pueden tener un coste un 40% superior, observándose divergencias según la cobertura analizada. Un coche antiguo paga de media un 19,2% más para la cobertura de Terceros, un 21,5% más en Terceros Ampliado, el 29,7% más en Todo Riesgo con Franquicia y hasta un 40,3% más para la cobertura de Todo Riesgo. 

“Para todos los consumidores resulta fundamental asegurar sus bienes. En el caso de los vehículos nuevos, surgen mayores preocupaciones para poder mantenerlo en perfectas condiciones y también ante el temor ante posibles robos”, comenta Andrés Quiles, portavoz del portal.