Aura, afirma la compañía, ofrecerá seguridad y simplicidad en las formas, transparencia y control sobre sus datos personales, facilitándoles además el descubrimiento de nuevos usos para ponerlos en valor y todo ello a través de múltiples canales y dispositivos.

Todo esto es posible gracias al flujo de dichos datos que hasta ahora generaban de forma ininterrumpida, aunque fragmentada, las redes y otros activos físicos de la compañía, sus sistemas unificados de IT, así como los productos y servicios que ofrece a sus clientes.

Compensar por la cesión de datos

Un ejemplo de esta simplicidad es la función de Timeline, con la que el usuario podrá conocer los datos que se van generando al utilizar los productos y servicios de la compañía, de forma visual y siguiendo una lógica cronológica e intuitiva. En este espacio de confianza y de entendimiento con el cliente, Aura será también la puerta de entrada a nuevas propuestas, donde el usuario decidirá si quiere o no compartir con terceros parte del conocimiento generado a partir de sus datos para enriquecer, así, sus experiencias digitales.

Chema Alonso, responsable del proyecto explica para El Confidencial, un ejemplo concreto de esa cesión de datos: “Imagina una compañía de seguros de automóvil que quiere saber los lugares más visitados en coche por nuestros clientes en ciertos momentos, a través de la información que recogen las antenas. Nuestros clientes podrán escoger si dan permiso a esa aseguradora para ofrecer datos anónimos a cambio de, por ejemplo, un descuento en un servicio actual o alguna otra contrapartida", ha asegurado Alonso.

COMPARTIR