El propósito es organizar un día de acción unificado, el 19 de mayo, que en el caso de España se traslada al 21 de mayo, para acercar a la ciudadanía la conveniencia de instalar rociadores automáticos en obra nueva y en rehabilitación, y a la administración pública para integrarlo en recomendaciones y/o actualizaciones legislativas de cada país.

El acto principal en España es un desayuno de trabajo entre expertos y medios de comunicación técnicos, que se realizará el día 21 de mayo en la sede de Tecnifuego-Aespi.