“Estamos encantados de apoyar a AVIVA con esta transacción –comenta Thierry Léger, director internacional de Vida y Salud de la reaseguradora suiza-, que es un acuerdo histórico para el mercado de la longevidad, ya que demuestra que las soluciones de reaseguro de longevidad pueden atender las necesidades de nuestros mayores, así como de nuestros clientes. Sabemos que la esperanza de vida es cada vez mayor. Este tipo de seguro ofrece la tranquilidad de que exista una protección en el futuro, sin importar cuánto viva la persona”.

Según se revela, AVIVA trabajó con las reaseguradoras para transferir el riesgo de longevidad para un pasivo de 5.000 millones de libras (6.077 millones de euros), que afecta a cerca de 19.000 empleados.

Daniel Harrison, director global de Soluciones de Longevidad de SWISS RE, recuerda que “no hay razones de peso para que los planes de pensiones y las compañías de seguros no transfieran el riesgo de longevidad a las reaseguradoras. Tenemos la manera natural de compensar nuestro negocio con la mortalidad, la capacidad de suscribir este negocio en nuestro balance y la experiencia necesaria para adaptar la operación y para satisfacer las necesidades de nuestros clientes”.

Por su parte, Paolo De Martin, CEO de SCOR GLOBAL LIFE, afirma que este acuerdo “es plenamente coherente con nuestro apetito al riesgo, ya que la estrategia de longevidad cumple con los criterios de rentabilidad del grupo”. Recuerda que “apenas unos meses después de cerrar la transacción con AEGON en Países Bajos, se demuestra la fortaleza de nuestra entidad en el mercado mundial del riesgo de longevidad”. Para Denis Kessler, presidente y consejero delegado de SCOR, “esta transacción es notable no solo por su tamaño, sino también como una demostración del enfoque que adoptamos con nuestros clientes. Con un acuerdo tan complejo, es vital encontrar una solución que funcione tanto para el empresario, los fideicomisarios, como para el reasegurador”.