Según detalla el informe un modelo global ausente en el mercado de seguros ha sido el mayor obstáculo para abordar el riesgo que representan los peligros volcánicos. En algunos países la amenaza volcánica constituye una parte sustancial de los riesgos asegurables y la capacidad de evaluar y tasar dichos riesgos con precisión, es crucial.

Jayne Plunkett, CEO de Reinsurance Asia en la reaseguradora, afirma que: "A medida que se acelera la urbanización global, la brecha de protección para los peligros volcánicos se ensancha, pero la interrupción y las pérdidas económicas a gran escala para las personas y las empresas locales son sólo una parte del panorama que se deriva de esta situación”. Un ejemplo, añade el directivo, “en el caso de cualquier erupción a gran escala, las cadenas de suministro se verían afectadas en todo el mundo, causando pérdidas tanto económicas como aseguradas".

Sólo Islandia tiene un seguro obligatorio de volcanes

En la actualidad sólo Islandia dispone de un seguro obligatorio de volcanes. En otras partes, las pérdidas de erupciones volcánicas no están aseguradas, “creando una enorme brecha de protección”, detalla la reaseguradora. La cuantificación exacta de los riesgos volcánicos permitirá una cobertura de seguro adecuada.

Managua, San José y Quito a la cabeza en pérdidas económicas

En una clasificación de las ciudades que podría tener con más frecuencia pérdidas económicas podrían suponer causada por la caída de cenizas volcánicas en el número uno de Ranking podemos Ver que Managua, la capital de Nicaragua, es la ciudad con mayor expectativa. Su volcán más cercano, Masaya, representa la mayor amenaza para el área metropolitana de Managua. El volcán, llamado "Boca del Infierno" por los conquistadores españoles, es uno de los volcanes más activos del país.

La frecuencia de una pérdida sustancial causada por una erupción volcánica en San Capital de Costa Rica, es sólo ligeramente menor que la de Managua. San José es Rodeado por cinco volcanes: Arenal, Poas, Barva, Irazu y Turrialba. Como San José es el centro económico de Costa Rica, los daños a la ciudad suponen un gran riesgo para todo el país.

La tercera ciudad la ocupa Quito, capital de Ecuador, que además está incluida como una de las ciudades emergentes de América Latina y cuyas pérdidas podrían ser catastróficas.

"El nuevo modelo nos permite calcular las primas por este importante riesgo para los individuos, las empresas y los países, ahora depende de nosotros en el sector de los seguros usar esta nueva oportunidad ", dijo Martin Bertogg, director de los riesgos catastróficos de SWISS RE. “Para diseñar una cobertura confiable y asequible para ayudar a hacer que el mundo sea más resistente cuando ocurre un desastre", añade el directivo.