El total estimado de las pérdidas aseguradas derivadas de los fuertes vientos y las marejadas, que provocaron grandes inundaciones, continúa en un rango de entre 20.000 y 25.000 millones de dólares (15.410-19.260 millones de euros). Desde SWISS RE, han querido extender sus condolencias a las familias, comunidades y empresas afectadas por esta catástrofe, en “especial a los que han perdido a seres queridos y sus medios de vida a causa de la tormenta”, destaca Michel Lies, CEO del grupo. A lo que añade que "SWISS RE apoyará a nuestros clientes y socios para hacer frente a esta difícil situación, como lo hemos hecho en tantas ocasiones en el pasado".

"El huracán azotó una zona densamente poblada de la costa noreste de Estados Unidos", explica Matthias Weber, responsable de Suscripción del grupo. "Esto ha llevado a cortes de energía prolongados, interrupción del transporte público y daños en otras numerosas infraestructuras, lo que ha supuesto un gran esfuerzo y la recuperación ha sido muy difícil. También ha complicado el proceso de evaluación de las pérdidas. Nuestras previsiones preliminares, por lo tanto, están sujetas a un grado más alto de lo normal de incertidumbre y pueden ser posteriormente ajustada", concluyó.