“Nuestra estrategia ha dado excelentes resultados y seguirá centrándose en el rendimiento y el crecimiento. En febrero de este año, destaqué la necesidad de abordar cuestiones en el negocio de Vida y Salud. Presentamos ahora las medidas de gestión que creemos que fortalecerán el desempeño de este importante segmento de nuestro negocio”, comenta Michel M. Liès, consejero delegado del grupo. “Nuestro desempeño financiero en el futuro también se beneficiará de las medidas de gestión de capital que estamos esbozando ahora, al tiempo que seguimos con el reequilibrio de nuestra asignación de activos”, añade.

La revisión de su negocio de Vida y Salud confirma que la gran mayoría de las empresas está cumpliendo o superando las expectativas de rentabilidad originales. La excepción es la cartera de Vida Individual en Estados Unidos de los negocios suscritos antes de 2004. SWISS RE ha identificado los pasos necesarios para mejorar el desempeño de este negocio y ya están en marcha. Para el año 2015, se espera que el negocio de Reaseguro de Vida y Salud genere un ROE de entre el 10% y el 12%.

Por otro lado, el grupo anuncia una previsión de ahorro de costes en 2015 de entre 250 y 300 millones de dólares (entre 190 y 230 millones de euros), que luego se reasignan en todo el grupo en áreas que ofrecen atractivos retornos financieros.