La reaseguradora cree además que el capital alternativo se enfocará hacia riesgos con exposiciones máximas en los mercados catástrofes de Estados Unidos, donde las barreras de entrada son bajas y los márgenes elevados. Al respecto, el CEO del grupo, Michel M. Liès, defiende el modelo propio de la reaseguradora: “La diferenciación a través de soluciones a medida, un modelo de servicio centrado en el cliente y la experiencia hace que nuestro modelo de negocio sea menos vulnerable a la creciente competencia de capitales alternativa”.

En un entorno de continuos bajos rendimientos, el capital alternativo sigue entrando en el mercado de seguro y de reaseguro en busca de oportunidades de inversión atractivas. El 70% de este capital se centra en los riesgos de catástrofes naturales de Estados Unidos. SWISS RE estima que la cantidad de capacidad alternativa hoy en el mercado es de 40.000 millones en todo el mundo.

“Tomamos la entrada de capital alternativa en serio, pero no estamos alarmados porque podemos sacar ventaja de su experiencia en los mercados de capital y al mismo tiempo competir con éxito como un proveedor de servicio completo”, reitera en un comunicado el responsable de Suscripción del grupo, Matthias Weber. “Las pequeñas reaseguradoras, menos diversificadas sin embargo, estarán bajo una gran presión”, añade.

ESTABILIDAD EN LOS PRECIOS

Por otro lado, la reaseguradora espera una tendencia de precios estables en la próxima temporada de renovaciones, aunque es posible que las tarifas para riesgos de catástrofes aún puedan disminuir en parte en el corto plazo. El mercado de los seguros de RC en Estados Unidos, por el contrario, da muestras de endurecimiento. En los otros segmentos de negocio de No Vida, se espera que las tendencias de precios se mantengan estables.