Las modificaciones que se han realizado tienen el objeto de fortalecer la transparencia y competencia de estos procesos precisando algunos de los aspectos que fueron consultados al mercado o que tuvieron interpretaciones diversas en los procesos de licitación llevados a cabo desde julio del año pasado.

Entre otros aspectos se incluye un amplio acceso a las bases de licitación para todas las compañías de seguros que cumplan los requisitos. En este sentido se establece que las entidades de crédito garanticen el acceso a las bases. Un segundo aspecto contempla que en el caso de que el deudor asegurado presente un seguro individual, la crediticia deberá informarle de las coberturas y el costo del seguro colectivo licitado. El objeto es que éste cuente con toda la información antes de suscribir la nueva póliza. Un tercer elemento se refiere a la determinación de la oportunidad en que la entidad crediticia puede exigir a las aseguradoras que hagan explícitos los reaseguradores a los que cederán los riesgos en el caso que se adjudiquen la cartera.

En este enlace se puede consultar la nueva normativa.