A la multa aplicada por UF2.500, unos 56,5 millones (117.269 dólares), también se solicitó a la aseguradora contratar una auditora específica al ciclo de reaseguro, para los estados financieros con fecha a 31 de diciembre de 2011. Desde el ente regulador declararon que los incumplimientos detectados “evidenciaron falta de control y acuciosidad en la preparación y presentación de los estados financieros de esa sociedad correspondientes al 31 de diciembre de 2010; 31 de marzo de 2011; 30 de junio de 2011; 30 de septiembre de 2011, y 31 de diciembre de 2011”.

Entre las irregularidades detectadas, según recoge ‘La Tercera’, destaca que “no se constituyó la reserva extraordinaria del ramo de Responsabilidad Civil, requerida en la Circular N° 376, en los estados financieros indicados”. Además, en los estados financieros de diciembre de 2010 y marzo de 2011, “se detectaron siniestros por cobrar al reasegurador que fueron clasificados como ‘no vencidos’, que deberían haber sido clasificados como ‘vencidos’”, señaló el organismo.

En estados referidos “se incluyó en la cuenta de activo ‘Siniestros por Cobrar a reaseguradores’, siniestros por cobrar a reaseguradores no pagados a los asegurados, en circunstancias que sólo se pueden incluir siniestros por cobrar a reaseguradores ya pagados a los asegurados”, detallaron desde el ente regulador.

Por otra parte, la SVS afirmó que la compañía “reconoció indebidamente en sus estados financieros, desde marzo de 2009, utilidades en la cuenta de resultados ‘Reaseguro Cedido’ y cargos en la cuenta de pasivo ‘Prima por pagar a reaseguradores’ por concepto de ‘comisiones provisorias’, no obstante que estas comisiones no cumplen con las características de un descuento de cesión fijo a todo evento, conforme a lo dispuesto en Circular N° 911, por encontrarse sujetos a ajustes posteriores de siniestralidad”.

COMPARTIR