“En la actualidad, el seguro de garantía está limitado, en la mayoría de los casos, a un 5% del valor total del contrato y sólo en casos excepcionales de obras de mayor complejidad, al 10%. La cantidad insignificante del instrumento inviabilizará, por sí mismo, cualquier reanudación de una obra que necesita una mayor inyección de efectivo adicional al valor del contrato”, explica João Alfredo di Girolamo Hijo, director de Suscripción de Garantía de SWISS RE CORPORATE SOLUTIONS.

Girolamo añade que es inexistente el marco legal para que una compañía de seguros pueda reanudar una obra. “Esta no tiene bases legales para reanudar el trabajo, así tenga de manera contractual, todavía hay enormes obstáculos para que se ejerza tal derecho debido a la nubosidad consistente de prerrogativas y obligaciones que pueden derivarse, como la asunción de deudas dejadas por el constructor anterior”.

También de acuerdo con el director de SWISS RE, el mercado de fianzas creció un 28% en 2015, con 1,7 billones de reales en primas: “No hay mucho espacio para crecer teniendo en cuenta que este sector está poco desarrollado y tiene una baja penetración en el sector privado. Además, la reforma discutida con el aumento del porcentaje de garantía, naturalmente, aumentará el volumen de las primas”, opina.

El ejecutivo será uno de los ponentes en el seminario “Seguro de Garantía como instrumento de desarrollo de la Infraestructura de Brasil”, que la Escuela Nacional de Seguros llevará a cabo el 20 de julio de 08 a.m.-12:30 p.m. en la Unidad Sao Paulo, en Sao Paulo. En el seminario también habrán conferencias a cargo de André Dabus, director general de AD CORREDORA DE SEGUROS, y Cassio Gama Amaral, socio de la oficina de Mattos Filho, Veiga Filho, Marrey Jr. y Quiroga Advogados, informa Seguro Gaucho.