Uno de los aspectos más destacados de SURA fueron sus dividendos recibidos de las inversiones, que ascendieron a los 150 millones de dólares, con un aumento del 0,4% respecto a 2011. Las filiales del conglomerado aportaron 182,7 millones, encabezadas por Sura Asset Management con una aportación de 156,3 millones y Suramericana S.A. que totalizó 114,1 millones.

Los pasivos, por su parte, se redujeron un 67,4% hasta alcanzar los 502,4 millones. La empresa resalta en un comunicado que “esta disminución permite cerrar el año con un coeficiente de endeudamiento 4.1%, muy similar al que se tenía antes de la adquisición de los activos de ING e inferior al del cierre del 2011. Es de resaltar que en el transcurso del año se presentó una disminución de las obligaciones financieras por 102.6 millones de dólares y créditos con compañías filiales por 967.1 millones”.

MERCADO PREVISIONAL, ASEGURADOR

Dentro del mercado previsional, asegurador y financiero, la entidad resalta que llevó a cabo un agresivo plan de adquisiciones mediante la compra de la aseguradora peruana INVITA SEGUROS DE VIDA y el aumento en la participación en la AFP INTEGRA y WEALTH MANAGEMENT SA, en una operación de 126 millones de dólares.

Los beneficios de SURA, a través de Sura Asset Management, provienen especialmente de Chile y México, que representan el 42% y el 34,6%, respectivamente. Perú por su parte, representa el 16,4%, Colombia el 3,7%, sin incluir la operación de compra de AFP PROTECCIÓN que se concluyó el pasado mes de enero; Uruguay aportó el 3,3%.