Este balance positivo reafirma el buen desempeño de las inversiones y la consolidación de la compañía, explican en el comunicado. En el detalle, en los resultados se observa que los ingresos generados por los dividendos e intereses recibidos de las inversiones sumaron 146,552 millones COP (80,7 millones de dólares). De igual forma, las filiales contribuyeron a los ingresos a través del método de participación patrimonial con la suma de 151,245 millones COP (84,7 millones de dólares). SURAMERICANA aportó 115,753 millones COP (65 millones de dólares), mientras que la contribución neta de la subholding SURA ASSET MANAGEMENT a el Grupo Sura, representó 51,437 millones COP (27,1 millones de dólares) provenientes de una utilidad consolidada de los negocios de 200,944 millones COP (USD 112.6 millones) antes de amortizaciones, ajustes por diferencia en cambio e intereses.

“Estamos muy satisfechos porque nuestras inversiones continúan con la tendencia de resultados positivos que mostraron en los primeros meses del año. En particular destacaría que los fundamentales de nuestras principales inversiones estratégicas continúan siendo muy sólidos, vemos no sólo compañías en crecimiento, sino también organizaciones muy dinámicas que se están posicionando con éxito a nivel regional” manifestó, David Bojanini, presidente de Grupo Sura.

La acción de Grupo Sura alcanzó importantes volúmenes de negociación, logrando en el último trimestre un promedio diario transado en ambas especies (ordinaria y preferencial) de 14,979 millones COP (8,4 millones de dólares) con una capitalización de mercado que suma 17,9 billones COP (10.000 millones de dólares). Adicionalmente, es importante mencionar que al cierre de junio contamos con 253 fondos con participaciones en las acciones ordinarias y 142 en las preferenciales para un total de 395 fondos que poseen el 11.7% de la compañía.

En el comunicado el grupo también hace hincapié en que continúa avanzando con éxito en su plan de reducción de endeudamiento y en el desmonte de los créditos transitorios adquiridos para financiar la compra de los activos a ING. De esta manera, cierra con un apropiado coeficiente de endeudamiento del 8,28%, lo que significa un positivo adelanto para alcanzar nuevamente niveles similares a los que se tenían antes de las adquisiciones realizadas en 2011.

COMPARTIR