La póliza se lanza con una cuota mensual de entre dos y doce euros, en función del móvil.

Sergio Balsa, CEO del bróker, explica que este es un seguro personalizable “en pocos pasos”, con diferentes modalidades de cobertura y que permite pagos mensuales o anuales. “En nuestro caso pueden asegurarse móviles nuevos, usados e incluso de segunda mano,  independientemente de la antigüedad del teléfono. Pero además de cubrir los desperfectos y facilitar centros de reparación exprés en todo el territorio nacional, la póliza que ofrecemos también puede llegar a cubrir el reemplazo del smartphone en caso de robo o hurto”, detalla.

La correduría anticipa que en breve comercializará soluciones dirigidas a autónomos, adaptadas a las necesidades particulares y al pago por uso.