“Esta revisión refleja cierta incertidumbre en cuanto a que la previsión de beneficios de las entidades y la consiguiente aportación de capital podrían no ser suficientes para cubrir plenamente el aumento de los requisitos de capital basados en el riesgo”, indica la agencia en su comunicado.

La firma espera que el crecimiento orgánico de las compañías sea “robusto”, añadiendo más necesidades de capital derivadas de la gran cantidad de negocio de NATIONAL INDEMNITY relacionados con el reaseguro retrocedido que ha llevado a cabo este año. “Se han incrementado significativamente las reservas netas y los activos invertidos. Las necesidades de capital adicionales dependerán en parte también de cómo el nuevo dinero se invierte”, comenta S&P.

 

COMPARTIR