Hasta el 1 de febrero de 2019 se podrán enviar comentarios y sugerencias sobre la propuesta que se aplicarían a todas las calificaciones en moneda extranjera y local, crédito de emisor a largo plazo, solidez financiera y ratings de mejora financiera de aseguradores de vida, salud, patrimonio/accidente, hipotecas, títulos y bonos.

Desde la agencia se señala que "solo habrá un impacto modesto" en las calificaciones en vigor. "Sobre la base de nuestras pruebas y suponiendo que estas entidades mantengan sus características crediticias actuales, menos del 5% de las calificaciones se verán afectadas. Estimamos que la mayoría de estos cambios de calificación se realizarán dentro de una misma categoría".

S&P Global Ratings ha publicado un documento en el que se recogen las cuestiones esenciales sobre su propuesta que se puede consultar (en inglés) haciendo clic aquí.